jueves, 18 de julio de 2013

MONT BLANC 4810

El Mont Blanc por la ruta de los cuatromiles y regreso por la ruta normal





15-07-2013 Después de una hora de preparativos (frontales, pilas, comida…….) a las cuatro de la tarde nos plantamos en la gran cola del teleférico  una vez en la Aiguille du Midi nos dirigimos a la ya conocida arista noroeste donde nos cruzamos con bastantes  alpinistas  que terminaban su jornada,


 En cuarenta minutos nos plantamos en el refugio Cosmicos donde descansamos un rato y cenamos, después de la cena con los rayos de sol entrando por la ventana nos metemos en la cama.



16-07-2013  Son la 00 y suenan los primeros despertadores, la carrera empieza preparan mochilas nosotros con el tiempo justo 00:45 nos levantamos y aun conseguimos entrar de los primeros a desayunar a la  01:00 que aun siendo rápidos con el desayuno la gente va que vuela, después del desayuno terminamos de preparar los trastos y a las 01:45 estamos descendiendo del refugio donde ya podemos ver unas ocho cordadas por delante y unas seis por detrás después del calentamiento por el llano nos quitamos los plumas para empezar la subida collado del Tacul


La subida al collado del Tacul es una pala sostenida de unos 45º  con un par de rimayas, la primera expuesta a desprendimientos de serac y la segunda con un paso de tracción de piolet.

 

Conforme  ascendemos llegamos a confundir los frontales que nos preceden con las estrellas, es una noche espectacular poco frío y alguna que otra estrella fugaz que nos invita a pedir un deseo, Cristina parece que responde bien pues el constipado que lleva  no le deja estar en su mejor estado. Empezamos a divisar las luces de Chamonix que nos advierten de toda la precaución a tomar, pues de noche no aprecias la exposición a la que estamos sometidos.


Intentamos llegar al paso de la primera rimaya solos, para estar el menos tiempo posible a la exposición de desprendimientos de algún trozo de serec, donde la rimaya esta practica mente tapada por los desprendimientos y nos es fácil pasarla.



Seguimos ascendiendo por una huella vertical franqueando un poco a la derecha para llegar a la segunda rimaya donde adelantamos a una cordada, en este caso Cristina me cede el paso y yo con mucho gusto se lo agradezco, es un paso que te fías porque sabes que han pasado otras cordadas, consiste en poner un crampon en un bolo de de hielo que parece que este en el aire y con el otro a la pared para estirar el brazo todo lo posible y clavar el piolet para que te aguante todo tu peso, una vez superado el paso sigo unos tres metros para colocarme en terreno mas adecuado para asegurar con piolet bota.




Llego al paso de la segunda rimaya la observo y digo a Enrique" yo por hay no paso", gracias a la cordada que nos están esperando me decido a dar el paso lo mas rápido posible y aun me atrevo a mirar las entrañas de la rimaya, que alumbraban los flash de la otra cordada, “menudas fotos tendrán” , la zancada que di fue impresionante para plantarme en el otro borde y clavar el piolet con toda mi alma para seguir trepando y comprobar lo bien clavado que estaba.

 

Llegamos al collado del tacul donde sopla un poco de aire y nos ponemos los cortavientos y seguimos la marcha por una cómoda llanura en descenso para colocarnos en la amplia pala del Maudit y se acabo el respiro otra huella vertical  nos colocara en la rimaya del collado, es cuando empieza a aclarar las 05:05, la rimaya se hace  cómoda de atravesar


El   paso que mas miedo o respeto le tenia no estaba decidido como afrontarlo hasta que no estuviera in situ, después de valorar el estado de la nieve le digo a Cris de hacerlo en corto y ella esta de acuerdo. Tiro para arriba y conforme van pasando los metros voy disfrutando mas, le voy preguntando a Cris que tal y parece que bien, un poco antes de la roca sale una cuerda fija que conduce a una reunión, donde se han dejado un mosqueton.

 

Veo como Enrique cambia de trayectoria y le pregunto ¿donde vas? y el tan alegremente me dice,¿ estas comoda?, que he visto allá un mosqueton, ahora vengo. Entonces me da por girarme y mirar  y al ver el patio me da un "yuyu", pero volvemos a reanudar la marcha cómodamente,llegamos al collado, no me encuentro nada bien , llevo las manos competamente heladas y no se si es la altura , el constipao, "la vaquilla", pero no estoy nada bien, menos mal que Enrique me deja sus axilas para calentar mis manos, que mientras revienen siento un dolor insoportable, y parece que con esto y el descanso me encuentro mucho mejor, asi que decidimos seguir la marcha.



Desde el collado divisamos que de las seis cordadas que teníamos detrás solo viene una que nos pasa mientras estamos descansando, reanudamos la marcha hacia el collado de la Brenda que es comodo para recuperarnos pero con mucha exposición y una ultima rimaya por superar, una vez en el collado hacemos una pequeña parada para picar algo en presencia de esos primeros rayos de sol.



A partir de aquí el camino es comodo sin riesgo,  pero la altura nos hace disminuir el ritmo al igual que las cordadas que nos preceden, ya podemos visualizar la caravana que suben y bajan por la arista les Bosses y a las 08:15 hacemos cima  junto con unas 20 personas.


Ya tenemos la cima nos falta nada, y en eso que Cristina que es la que va marcando el paso empieza a tirar y hace que el corazón me salga por la boca, llegamos a cima y le doy un fuerte abrazo, me ha vuelto a sorprender lo fuerte que es, miro al alrededor y veo la cara de felicidad de todos los que en ese momento están en la cima, y otro fuerte abrazo.


En los últimos metros me dice Enrique que no corra tanto, yo no puedo parar estoy emocionada veo a un guía con su cliente que nos han adelantado en la subida del Tacul me sonríen y me saludan,me giro para ver como llega enrique, esta feliz, sonrie, y nos fundimos en un abrazo, no hay palabras para describir lo que se siente . Le paso la cámara a uno “que por cierto estaba fumando placidamente” y se recrea haciéndonos un montón de fotos. En la cima nombramos a todos con los que nos hubiera gustado compartir este momento.VA POR TODOS VOSOTROS CHICOS.

 
Echamos un bocado tranquilamente en la cima contemplando las vistas, pero llega el momento de bajar 09:00h "con lo bien que se esta".


Empezamos a descender por la arista les Bosses en un momento nos plantamos en la caseta vallot donde sacamos una ensalada de pasta que nos esta buenísima, y nos ofrecen una cerveza que amablemente le decimos que no.

 

Reanudamos la marcha pasando por el Col du Dóme para subir unos metros hasta el Dóme du Goûter ponde nos cruzamos con un grupo de traveseros con los esquis a la chepa, que no nos dan nada de envidia.




  Llegamos al refugio donde quitamos crampones  y empezamos el descenso donde podemos apreciar que las piedras están cayendo continuamente, en eso que un guía nos dice que la bolera hoy esta abierta con el cual charlamos un poco

 

Nos choca que todos que suben al refugio son guías con sus clientes, llegamos al cruce de la bolera  a las 14:00  le pregunto al  guía  por los metros que deja de cuerda 20m el rato que hemos estado esperando solo han bajado también guías, ahora se por que le llaman la bolera


Me empieza ha entrar mucho miedo, viendo como iban cayendo cada vez mas piedras.Nos encordamos, pusimos crampones y esperamos nuestro turno para pasar, unas cordadas antes, veo como cae una piedra y la esquivan, sigo teniendo mucho miedo,Enrique me tranquiliza y me dice que mire al suelo y que si viene una piedra el me avisa para que mire y la esquive, sigo teniendo miedo, pero llegado el momento paso lo mas rapido que puedo, paso el riachuelo y corro todo lo que puedo hasta la otra orilla, ufff..hemos tenido suerte. 


Cruzamos el glaciar de de Tete Rousse para llegar a la 16:30 le Nid D´Aigle para coger el tren de Tramway du Mont Blanc que nos llevaria a San Gervais-Les Bains




5 comentarios:

  1. Impresionante. Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena, menuda aventura. Sois los mejores! Un abrazo y a por la siguiente :)

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena pareja. Que lo sigáis disfrutando.
    Cuidado en el Cervino y a por él. Tened más cuidado con los guías que con el monte.
    Al regreso lo celebramos.

    ResponderEliminar
  4. Menuda pareja¡¡¡
    Menuda envidia¡¡¡

    ResponderEliminar